La vida está llena de pequeñas cosas para recordar.

¿Te imaginas, dentro de unos años, que tus hijos puedan ver cómo era su día? Las actividades que hacíais con ellos, su salida al parque, sus baños, qué comían, la decoración de su lugar de juegos…

Un regalo que agradecerán siempre. 

¿Te animas a una sesión así?

Sígueme en Instagram