La vida de los pequeños está llena de momentos únicos y especiales. Uno de ellos es el su Comunión. La sesión es una excusa perfecta para tener un recuerdo de vuestro hijo, en una edad preciosa entre la niñez y la adolescencia. Además, habéis elegido con mucho cariño cada detalle de ese día, vestido, zapatos, traje y demás complementos. Si queréis unas fotografías distintas, divertidas y originales no dudéis en poneros en contacto conmigo. 

Sígueme en Instagram